La situación es esta: El maravilloso día de tu maravillosa boda con tu maravilloso “Kevin” con tú maravilloso cabello que decides cortar maravillosamente una maravillosa hora antes de la ceremonia:

E R R O R!

Dos palabras: Pobre Novio!

Anuncios